domingo, 17 de enero de 2016

Sebastián Chilano: “El cambio de estilo o construcción puede ser tan radical como las ganas de escribir”



El escritor Sebastián Chilano, autor de varias novelas entre las que se destacan Riña de Gallos y Las reglas de Burroughs, estuvo hablando con Entre vidas acerca de su más reciente publicación En tres noches la eternidad, en la que la historia habla de la muerte y de la inmortalidad.


¿Por qué decidiste que el que era el nombre de tu blog, En tres noches la eternidad sea el de tu nueva novela?
La novela existía desde entonces. Hace varios años que existe el blog, incluso antes, la novela estaba ahí. Dividida de otra manera, con los mismos personajes. Nunca pensé que iba a publicarse y siempre me pareció un título más que aceptable. En un principio el blog estaba dividido en tres noches: la de los libros propios, la de los ajenos y la noche eterna. Después cambió su forma, al igual que la novela. El blog y la novela no tienen nada en común, más allá del nombre. Creo que ahora debería cambiarle el nombre al blog.

¿Cuál fue la imagen disparadora?
El cuadro de la resurrección de Lázaro de Caravaggio, la descripción que hace Saramago sobre La Crucifixión de ¿Durero? al inicio de su novela El Evangelio según Jesucristo, los barcos fantasmas que ya no están más en el puerto de Mar del Plata, alguna oración perfecta en un párrafo perfecto en un cuento perfecto de Borges, la revisión de ciertos mentiras fundacionales.

¿Qué trabajo previo tuviste que hacer para poder escribir un libro que habla de la muerte y de la inmortalidad?
Extenso, tempestivo, de lecturas variadas, de perfeccionar el arte de disimular el robo/influencias/desvarío.




Tu anterior libro Méndez era un policial, ¿a qué se debe un cambio tan abrupto de género?
Méndez es el libro anterior en orden de publicación, no de escritura. En tres noches es el libro que quería terminar de escribir hoy, atraviesa la existencia de Méndez, de Tan lejos que es mentira. Con mirar la fecha del primer post del blog se puede intuir que En tres noches la eternidad estuvo siempre ahí. El cambio de estilo o construcción puede ser tan radical como las ganas de escribir: alguna vez salió una riña de gallos, otra vez una secta en medio del campo, el año pasado un contador y su cliente chanta, y siempre estuvo esa necesidad de creer que algo en nosotros puede ser inmortal.

¿Qué expectativas tenes con tu nueva novela y con tu futuro dentro del ambiente literario?
En tres noches la eternidad es la novela que quise escribir, mis expectativas son grandes, descomunales: que me lean y esta novela los lleve a buscar las anteriores y a esperar con ansias las por venir. Hasta ahora tuve la suerte publicar y de laburar con buenos editores, en mi ciudad y en Capital, eso, es ser muy afortunado.

¿Cómo fue la experiencia de incluir monólogos teatrales en la presentación de tu novela?
La pregunta sería: ¿Por qué va poca gente a las presentaciones de libros? Siempre hay algo mejor que hacer: incluso leer el libro que se va a presentar antes que escuchar al autor y sus amigos hablando maravillas de la obra en cuestión. Bueno, en base a eso aposté cambiar un poco: me contacté con Alejandro Gómez (Actor y director que ganó el premio Estrella de Mar) y le pedí que representara un monólogo en la presentación: él subió la apuesta y me pidió tres monólogos. Los trabajó con Marina Pérez, Victor Cutrono y Norberto García quienes los representaron (Nota aparte para Norberto que venía de luchar contra un cáncer de estómago y su primer reencuentro con un personaje fue un monólogo de un inmortal) Con muchas ganas y entusiasmo fuimos a la presentación. Los actores estuvieron impecables y el presentador, mi amigo Bernabé Tolosa, habló muy bien de mí, claro.

Sos un asiduo lector, ¿qué libros recomendarías?
Tantos. Cada libro tiene su lector y cada escritor lee esta pregunta esperando que el entrevistado lo mencione. Los ignorados se ofenden, los mencionados te suben un escalón en su lista. ¿Entonces qué hago? ¿Nombrar clásicos? No, es presumir. ¿Vacas sagradas? No, nadie quiere ser culto de adoración de veganos. En todo caso que no sean argentinas, no, vacas sagradas argentinas no porque no es original. Mejor buscar tres o cuatro autores de afuera que marquen tu conocimiento y si es posible, excentricidad. O directamente recomendar amigos, sin tantas vueltas. Mano a mano: vos me leés (o no) y me recomendás: perfecto, te pago con la misma moneda. Algo de todo esto ya hice en otras entrevistas (incluso en este mismo blog) ahora podría decirte que me busquen en las redes sociales y en privado, les recomiendo quién sí, quién no, quién va a trascender y quién es solo literatura sojera y con gusto se van a dar cuenta que todo es subjetivo, amistoso y pasajero.

¿En qué proyecto estás trabajando actualmente?
En dos, tres, no sé. Quiero terminar la continuación de En tres noches la eternidad (que no es una continuación) Quiero ver qué hago con un par de proyectos a cuatro manos. Quiero incursionar en el teatro. Quiero aprender más del proyecto al que me invitó Sebastián Chacón en su programa de radio “Pongan otra canción” (FM 95.3 Mar del Plata, los viernes) donde tengo una columna semanal para hablar del libro que me guste. Y quiero, también, disfrutar, agradecer a los amigos, los lectores y la familia.

1 comentario:

  1. Muy buena nota, siempre son interesantes las respuestas de Chilano.

    ResponderEliminar