lunes, 29 de agosto de 2011

Reynaldo Sietecase: "Soy un poeta que además se dedica a narrar"



El rosarino Reynaldo Sietecase presentó su nuevo libro “No hay tiempo que perder” de Editorial Aguilar, en el que publica crónicas, artículos periodísticos y relatos de viajes que ha escrito a lo largo de su carrera para diferentes medios gráficos. En la antología se pueden encontrar varias historias en las ciudades más importantes del mundo con una brillante descripción de situaciones desde el punto de vista del reconocido periodista. Además, el también poeta, actualmente forma parte de dos nuevos productos: el Canal Digital 360 TV  y  la revista cultural “32 pies”.  Habló con “Entre vidas” para contar acerca de publicación y de los nuevos proyectos.


Es periodista, poeta y escritor, ¿si tuviera que elegir una de las tres profesiones con cuál se quedaría?


Soy poeta desde la adolescencia, creo que nunca voy a dejar de escribir poesía. Ser poeta, como decía Marechal, es una manera de vivir. Los otros son mis oficios dentro de la escritura. En un caso la narración de la realidad y en el otro la narración de ficción. La idea de contar está entre mis deseos profundos. Soy un poeta que además se dedica a narrar, ¿cómo elegir?

¿Cómo surge la publicación de una Antología con sus crónicas?

A partir de un pedido de Analía Rossi, editora de Aguilar, quien me invitó a formar parte de la colección de crónicas periodísticas que viene publicando. Sus últimos libros fueron de Leila Guerriero y Daniel Riera. En principio dudé, uno nunca sabe si textos escritos para diarios y revistas merecen sobrevivir. Después cuando me puse a seleccionar el material escrito en los últimos veinte años me encontré con medio centenar de crónicas que merecían persistir. Veremos si el lector está de acuerdo con nosotros con este rescater de su destino efímero.

¿Por qué le puso al libro el nombre “No hay tiempo que perder”?

La crónica tiene una referencia temporal inevitable. Me gusta además esa frase que llama a la acción inmediata, además remite a la prisa de la escritura para la prensa. Por último es un verso del gran poeta Mario Trejo. El libro se abre con un epígrafe que también le pertenece: “El mejor modo de esperar es ir al encuentro”.

¿De todos los relatos que aparecen en el libro recuerda cuál fue el que más trabajo le costó?

Los dos últimos textos que están en el libro fueron publicados en la revista Latido. Esa publicación tenía como consigna, escribir en primera persona temas jugados y profundos. A mí me tocó “la infidelidad” y “besos y caricias”. Creo que son los relatos más íntimos. De todas formas, como digo en el prólogo, “escribir es un riesgo gratuito”.



Una gran parte del libro está compuesto por relatos de viajes, ¿puede contar alguna anécdota de alguno de los sitios que aparece en la publicación?

Hay muchas. Los lugares dónde se juega la fe me impactan especialmente. La iglesia de Zinacantán dónde los indios discuten con los santos, las imágenes tienen espejos colgados en el cuello para que ellos se reflejen y no sientan que hablan solos; el santuario de Epidauro, que fue un centro de curación en la antigua Grecia; la calle de las Brujas en Bolivia; un vía crucis que hice en Jerusalén; el barrio de los Muertos en El Cairo. Podría seguir.

¿Tiene en sus planes presentar el libro en el interior del país?

Es un año complicado por las elecciones. Pero el 3 de setiembre lo presento en Rosario y el 22 y 23 del mismo mes viajo a Río Grande y Ushuaia. Me gusta mucho ir a las provincias porque de paso tomo contacto con colegas y lectores en general.

Actualmente dirige la revista de cultura “32 pies”, ¿qué lo llevó a aceptar semejante desafío?

Una propuesta que me hicieron desde Rosario. Si bien trabajé en muchos medios gráficos, hacía mucho tiempo que no dirigía una revista. Ya está el nro 1 en la calle y quedó estupenda.

¿Cuál será su participación en el primer canal de Televisión Digital Abierta, “360 TV?

Hago un programa de actualidad los lunes a las 23. Es una experiencia interesante. Vienen cambios teconológicos y participar de ese proceso es apasionante.

Por último, luego del éxito de su libro “A cuántos hay que matar”, está trabajando en una próxima novela?

Estoy en el proceso de investigación de un tema que espero tener la capacidad de convertir en una buena historia.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada