jueves, 14 de junio de 2012

Melisa Freund: “Me llama la atención como las parejas se miran durante la función asintiendo lo que los personajes dicen”





Melisa Freund tiene muchos años de experiencia como actriz pero éste año también se luce como dramaturga, productora y directora en la obra teatral “Casi que no está”, todos los viernes a las 21 hs en Elefante Club de Teatro, ubicado en Guardia Vieja 4257. Asimismo, también forma parte del elenco de “Vuelve”, obra escrita y dirigida por Paula Marull. Freund estuvo hablando con Entre vidas acerca de su exitoso año y de sus nuevos proyectos.


Sos actriz, dramaturga, productora y directora, ¿con qué te sentís más cómoda?
Como actriz siento que tengo más experiencia y hasta formación, te diría. Como dramaturga si bien es la primera obra que dirijo, tengo escritos varios materiales y muchos años de talleres y entrenamiento. Me gusta mucho la situación de trabajar sola en casa con la computadora, me divierte mucho. El rol de directora aparece más por añadidura de la dramaturga y me gusta muchísimo, y como no tengo formación específicamente en ese campo, siento que dispongo de mucha libertad a la hora de buscar, por que no tengo en la cabeza un “abc” de como están “bien hechas” las cosas. Con la actuación me empezó a pasar hace poco, que me olvido de la teoría, que largue los manuales y me doy mas permiso a la hora de jugar. Y la productora nace más como una necesidad de llevar a cabo mis propios proyectos, aunque no descarto la idea de hacerlo para otros equipos de trabajo, es un rol que me sienta muy cómodo, por que soy de resolver y bastante organizada.

¿Cuál fue la imagen disparadora para escribir la obra “Casi que no está”?
En la primera etapa tome una imagen que tenia escrita hace muchísimo tiempo, que era la de una pareja en la cama después de tener relaciones, en una habitación muy húmeda, casi una selva. De esa primera imagen quedo muy poco, solo la pareja. En el marco del taller de la emad con Mauricio Kartun, termino de tomar forma la idea de la memoria, del recuerdo de cada integrante de la pareja. La escritura apareció en la misma escritura

¿Por qué decidiste que toda la historia transcurra en una cama?
Por un lado, la cama aparece como ícono universal de la pareja y por el otro, me gusta la idea de “una pareja en una sola noche va a reconstruir su relación desde la cama hasta que se haga de día”.

Una vez un escritor de novelas me dijo que él siempre partía te un tema autobiográfico pero después desarrollaba la mentira, ¿en tu caso cómo sería?
Es interesante esa hipótesis, en mi caso te podría decir a grandes rasgos que funciona al revés. Parto de una imagen que se me manifiesta, casi de una manera mística, se me presenta y no puedo pensar en otra cosa,  y luego inevitablemente cuando aparecen los personajes y el espacio mas claramente delimitado, aparecen situaciones o diálogos de mi vida personal. A mi entender la materia prima de la dramaturgia es la biografía personal. Uno imagina, asocia, pero esas asociaciones no salen de otro lado que de la propia vivencia. Es una cuestión de grados. Se trata de extremar la propia vivencia de alguna manera, además de poder crear el verosímil, es decir, darle forma a algo que tal vez haya sido real, verdadero, pero que para que funcione en la ficción necesita de otras reglas que lo vuelven verosímil

¿Cuánto tiempo de llevó la escritura del guion?
Por suerte fluyó muy bien, y no tuvo tantas rescrituras. Fueron aproximadamente 4 meses, de mucho trabajo, de análisis de  taller. Luego, cuando empecé a ensayar (que eso llevó un año) sufrió muchísimas correcciones. Textos o situaciones que por escrito eran necesarias, en escena no funcionaban y hasta eran redundantes. En eso tuvieron que ver mucho los maravillosos actores con los que cuento (Mariano Villamarín y Daniela Rico Artigas) en su poder de condensación a la hora de contar simplemente con algunos gestos.




¿En qué te basaste para la elección de los protagonistas?
Además de, como dije antes, necesitaba que fueran excelentes actores, que supieran narrar, que tuvieran un “buen decir”, ya que la obra esta sostenida principalmente en lo que se narra; hubo algo del aspecto físico que me resultaba importante. Necesitaba que fuera creíble que fueran pareja, algo de la edad, de como funcionaban juntos esos cuerpos en el espacio. Además de cierta belleza corrida, por el planteo irónico que me hago acerca de la pareja. Que el espectador se pueda sentir identificado y a la vez diga “pobre, es linda chica”.

¿Con qué obstáculos te encontrás al momento de llevar a cabo una obra independiente?
En general cuesta coordinar horarios de ensayo, por que todos tenemos otros trabajos que nos permiten financiar los proyectos. En este caso no fue tan difícil por que se trata de un equipo de trabajo más bien pequeño. También tener que adaptar ciertas ideas de puesta a lo que los recursos económicos me permiten. A la vez es pura ganancia, por que te obliga a buscar soluciones creativas a todo, y desarrollas una capacidad resolutiva muy interesante.

Actualmente hay numerosas obras en cartel, ¿con qué se va a encontrar la gente que decida ir a ver “Casi que no está”?
Por un lado la obra narra con humor situaciones típicas de pareja por las que todos hemos pasado alguna vez. Es entretenida y a la vez plantea una reflexión sobre el mundo de la pareja y las diferencias de criterios entre mujeres y hombres a la hora de entender y analizar ese mundo. A mí me atrae mucho observar al público mientras mira la obra, y me llama la atención como las parejas se miran durante la función asintiendo lo que los personajes dicen, o generando un código con su pareja como diciendo: “viste? vos haces lo mismo”.

Más allá de la obra que dirigís, estás actuando en “Vuelve” escrita y dirigida por Paula Marull, ¿Cómo surgió la propuesta?
Compartí con Paula varios talleres de dramaturgia y su singularidad, sutileza y humor a la hora de escribir siempre me parecieron brillantes. Como somos amigas, me convocó para actuar en “Vuelve” y antes de leer la obra le dije que si, por que sabía que me iba a gustar. Además de que me parece muy importante el equipo de trabajo, y me gustaba la idea de trabajar con Paula, su hermana María y Fernando Ferrer en la asistencia creativa al resto del equipo no los conocía todavía, y se armó un grupo muy interesante.

Las críticas de Vuelve han sido sumamente positivas, ¿superaron las expectativas?
Personalmente mi única expectativa era pasarla bien, aprender y crecer como actriz. En ese sentido claro que las superó. A la vez la obra esta muy bien escrita y muy bien dirigida, entonces no me sorprende que al público le guste tanto. Pero también es cierto que hay obras que están muy bien hechas, y no les va tan bien de publico o de críticas, siento que esta obra tiene “un ángel” especial.

¿Qué podés contar de la obra "Vuelve"?
Vuelve habla de lo que es venir del interior a la ciudad y tener que adaptarse a esa situación. Una chica que ya esta instalada en Buenos aires, recibe a su hermano que viene de su pueblo natal en Santa Fe a pasar unos días. Con él vienen todos recuerdos del pueblo, y lo que Lara, la protagonista intenta dejar atrás. Pero influenciada por su amiga Anita y un amigo de ella,  termina metida en una situación  ambigua muy dolorosa, que solo está aludida. La obra se termina de completar en la cabeza del espectador. Además, vemos el arco de crecimiento del personaje de Julián, que conoce también a una porteña, Melina, la hija del encargado del edificio donde viven, que lo hace de alguna manera crecer de golpe. Se enfrentan la viveza criolla con los valores de gente que viene del interior a buscar nuevas oportunidades.

Por último, ¿Qué otros proyectos tenés?
Como directora empiezo a ensayar este año un monólogo que escribí que también transcurre durante una noche. Una mujer sola en su casa se prepara para salir y el plan se le va frustrando. Como actriz siguen las funciones de Vuelve, los viernes a las 23:30hs. En El kafka y me gustaría incursionar en el cine.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada