martes, 4 de marzo de 2014

Francisco Costantini: “Realmente hay un boom en la narrativa marplatense”




Francisco Costantini, uno de los editores de Letra Sudaca Ediciones, estuvo hablando con Entre vidas acerca del nacimiento del sello marplatense, de la experiencia al frente de la editorial y de las próximas publicaciones entre las que se desta la segunda edición de Criminis Causa de Juan Carrá.



¿Cómo nace la idea de armar Letra Suda Ediciones?
Me parece que Letra Sudaca sin la amistad no hubiese sido posible, o sin el amor, mejor dicho. Puede parecer cursi, y seguramente lo sea, pero nace de esa fuerza creadora, sin dudas. Con mi amigo Santiago Fernández Subiela habíamos intentado hacer una revista, llamada Gabinetes Espaciales, impresa y de alta calidad gráfica como literaria. Queríamos hacerla gratuita, pero para ello necesitábamos publicidad y el proyecto se truncó. Por el 2010 fui al festival Poesía de acá, que se realiza anualmente en Mar del Plata. Allí había stands con libros de diversas editoriales del país, entre ellas, la cartonera Ñasaindy. Compré unos títulos de la misma, crucé un par de palabras con Federico Torres (uno de los editores) y regresé a mi casa con la decisión de que fundaría una editorial de libros artesanales. Cuando le conté la idea a Julieta Molinero, mi novia, se copó. Fue una noche donde nos la pasamos tirando nombres hasta que ella propuso Letra Sudaca y nos pareció perfecto. Ahí mismo decidimos invitar a Santiago al proyecto, que se entusiasmó mucho. Y de esa manera quedó conformada la editorial.

¿Cuál es el criterio que utilizan para decidir que libro van a publicar?
Para empezar el libro nos tiene que gustar. No editamos nada que no sea de nuestro agrado. Tampoco realizamos autoediciones, es decir, nadie nos paga para que publiquemos su libro. Valoramos mucho a los autores que se comprometen con todo lo que implica el libro. O sea, que no se quedan solo en la escritura y revisión del texto, sino que colaboran con ideas para las tapas, las presentaciones, la difusión. En definitiva, los autores que militan el libro y terminan siendo parte de la casa. Por supuesto, analizamos también qué posibilidades de venta tendrá determinado título, sobre todo para decidir qué tirada hacemos.

¿Con qué dificultades se encontraron en el momento de armar el sello?
La verdad, ninguna, que recuerde ahora. Al menos nada que pueda ser llamado dificultad. Lo que sí, por supuesto, hay que dedicarle tiempo, y hacerlo con entrega. Estas cosas no pueden hacerse a medias. Por suerte somos tres y siempre hay alguno que tira más del carro cuando los otros flaquean y así la marcha no se detiene. Por el momento los libros de la editorial se encuentran en pocas librerías fuera de Mar del Plata,

¿Qué novedades tienen en cuanto a la distribución para el resto del país?
Es cierto. Eso se debe a que hasta hace menos de un mes veníamos haciendo la distribución de manera artesanal. Cargábamos los libros en el auto y nos dirigíamos a Buenos Aires para recorrer librerías; a veces algunas amigas que estudian y viven allá nos han hecho el favor de llevarnos ejemplares. Pero como podrás imaginarte, todo muy engorroso. Pero en febrero, finalmente, pudimos llegar a un acuerdo con la distribuidora La Periférica. Gente muy copada. Trabajan con editoriales como Aquilina, Astier, Biblioteca Nacional, entre otras. Nos costó llegar a ellos pero se ve que les gustó lo que estamos haciendo y, si bien aún estamos dando los primeros pasos, decidieron sumarnos. Gracias a ello, aparte de Mar del Plata, nuestros libros poco a poco van a estar llegando a las ciudades de Buenos Aires, La Plata, Córdoba, Santa Fe y Rosario.

¿La idea de la editorial es darles prioridad a los escritores que viven en Mar del Plata?
Sí, pero no es solo cuestión de localía. Realmente hay un boom en la narrativa marplatense, con grandes autores que merecen ser publicados y de la mejor manera posible y creo que somos una muy buena alternativa para eso. Te nombro a los que ya publicamos y seguro me das la razón: Juan Carrá, Sebastián Chilano, María José Sánchez, Leonardo Huebe. Todos muy buenos en lo suyo. Pero también publicamos autores de otras localidades, como el caso de Carlos Gardini, que es de Capital y con una trayectoria importante dentro y fuera de país. De hecho, nuestro próximo título no será de un marplatense…

¿Qué repercusiones tienen de los primeros libros publicados?
Estamos satisfechos; los libros se venden bien, a la gente les gusta. Incluso ha habido varias reseñas en diferentes medios y todas muy elogiosas. Un caso paradigmático es el de Criminis Causa, de Juan Carrá, cuya primera edición se agotó en tan solo un año y estamos a punto de sacar la segunda. Y lo que más contento nos pone es ver que los marplatenses leen a los autores de acá, publicados por una editorial también de acá.

¿Cuáles son los próximos lanzamientos de la editorial?
Acabamos de presentar Fin del mundo, libro de relatos de Leonardo Huebe. Para fines de marzo esperamos sacar de imprenta la segunda edición de Criminis Causa y ¿Quién mató a la cantante de jazz?, de Tatiana Goransky.

¿Qué objetivos se fijaron para el 2014?
Uno de los objetivos era conseguir distribución, pues nos permitirá crecer, llegar a más público, ser tenidos más en cuenta, y ya lo conseguimos. En cuanto a las publicaciones, mantenernos en los mismos estándares de calidad y cantidad que el 2013 o superarlos.

¿Tenés algo escrito como para publicar próximamente?
La verdad que sí. Se trata de un libro de cuentos, la mayoría de corte fantástico, que provisoriamente se titula La tortuga y la persiana. Veremos qué sucede, pero es muy probable que vea la luz en este 2014, en un sello que no es Letra Sudaca. También estoy escribiendo una novela, pero eso viene más lento.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada