domingo, 14 de diciembre de 2014

Luján Bukowski: “Pensé que actuar no podía apasionarme más hasta que conocí a Julio Chávez”





Entre vidas estuvo entrevistando a la actriz Luján Bukowski, que nos estuvo contando acerca de su gran año en el que fue una de las protagonistas de la obra de teatro "Fuera de línea" de Agustín Aguirre, con la que recibieron el reconocimiento de La Legislatura por ser declara de Interés Cultural.


¿Cómo nace tu pasión por la actuación?
Cuando me preguntan eso me cuesta dar una respuesta simple y directa. No sé si la pasión por esta profesión me eligió o yo la elegí a ella... Filmé mi primera publicidad al año y medio, y fue mi primer acercamiento al ¨medio¨. Luego de eso hice varios comerciales más, y curiosamente son los recuerdos de mi infancia que más claros y vivos tengo. No vengo de familia de artistas, mis padres nunca fomentaron demasiado mi creatividad... Es de esas cosas que no se pueden explicar. No sé de donde nace, siento que estuvo conmigo siempre. Y sin dudas, se fue afianzando cuando comencé a formarme y cada docente me fue despertando nuevas inquietudes y desafíos.

¿Qué docentes fueron los que más te marcaron en tu formación? ¿Qué aprendiste de ellos?
Siempre fui muy selectiva a la hora de elegir con quien formarme, por eso siento que cada maestro me marcó en la etapa que compartimos. Emilia Mazer fue mi primera docente a nivel profesional, ella me abrió otro mundo a la hora de ver teatro, a la hora de leer obras. Fue muy intenso y sin dudas marcó mi formación futura. Empecé a estudiar con ella siendo muy chica, y ella es tan potente como docente, que a veces siento que recién ahora entiendo de qué me hablaba... También estudié en El Excéntrico de la 18, con Luis Romero. Joy Morris me aportó un mundo de técnicas y ejercicios que no solo aplico a mis trabajos sino a la vida cotidiana. Sus enseñanzas me dieron un accionar para chequear y trabajar en mi artista a diario. Eso es impagable. Actualmente estoy haciendo un seminario para actores con Julio Chávez. Le gente dice que Julio es un GRAN actor, porque no lo conocen como docente. Es difícil poder resumir todas las herramientas que te da. Genera constantemente interrogantes, inquietudes, te obliga a revisar todo tu instrumento y ponerte al servicio de cada trabajo por pequeño o simple que parezca. Pensé que actuar no podía apasionarme más hasta que lo conocí a él.

Con semejantes maestros y tantos actores que actualmente son profesores, ¿tenes pensado dar clases en algún momento?
Le tengo un profundo respeto al rol del docente y a todo lo que ese trabajo conlleva. No digo que nunca lo haría, pero siento que todavía me falta trabajar y descubrir muchas cosas en mi persona para poder formar a otra.

¿Cómo surge la posibilidad de estar en la serie on line Éxtasis? ¿Cómo fue la experiencia?
Llegué a Éxtasis por intermedio de un casting. Fue un aprendizaje y un crecimiento de principio a fin. Era el primer proyecto de la producción, de la directora. Se fue formando el perfil del programa con el pasar de los rodajes y la composición de cada actor. Todos aportamos nuestro granito de arena y luchamos con los inconvenientes para sacarlo adelante. Creo que logramos un producto muy digno con las herramientas que teníamos.

Este año estuviste en la exitosa obra Fuera de línea, ¿qué pensaste al leerla por primera vez? ¿Qué objetivos te habías planteado con la obra?
Mi criterio para decidir participar de un proyecto es que el mismo me guste y me genere un desafío. La primera vez que leí ¨Fuera de Línea¨ sentí eso. Nunca había hecho una comedia con ese tipo de humor, la puesta que planteaba Agustín Aguirre (el director) me pareció muy original. Trabajar con la dificultad de estar sentada en la misma posición toda la obra y sostener el comportamiento de mi personaje. A la vez interactuar con mis compañeros y que se genere una dinámica. Agustín es un apasionado y si trabajas con él te subís a su viaje. La primera vez que nos reunimos con el equipo completo nos dijo que la obra iba a estar lista en un mes, y así fue. Fueron muy pocos ensayos pero intensivos. Y creo que tuvimos un gran resultado. Incluso creo que superó las expectativas de todos. No es fácil estar 7 meses en cartel con un buen número de público. Las funciones a beneficio, como la que hicimos en la Villa 31. El reconocimiento de la Legislatura... creo que más no podemos pedir. Y ni hablar, de lo que crecí y disfruté compartiendo el escenario con mis compañeros. Son todos profesionales generosos, comprometidos; fue un privilegio. FDL me dejó grandes amigos.

¿Qué proyectos tenes?
Estoy con varios proyectos nuevos. Algunos en los que me convocaron y otros generados por mí, muy pronto te contaré las novedades. A medida que se concreten los iré compartiendo pero puedo adelantarte que voy a hacer cine, teatro y televisión. Estoy muy agradecida a la vida.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada