martes, 2 de agosto de 2016

Gastón Intelisano: “Entender el lenguaje de las heridas, los golpes y las fracturas; te permite recrear los últimos momentos de la víctima”





El escritor Gastón Intelisano publicó la novela “Principio de intercambio”, cuarto caso protagonizado por el criminalista Santiago Soler, en el que se entrelazan dos historias separadas por muchos kilómetros de distancia. El autor analizó la imagen disparadora que da lugar al comienzo del libro y un nuevo caso en el que los lectores se van a encontrar con una impecable mirada forense y con la precisión y los detalles que va dando en cada crimen.





¿Tenes algún ritual en el momento previo a escribir?
El mismo que tengo desde que empecé a escribir: Música de películas o series (Las Original Motion Picture), música instrumental acorde a la escena que estoy escribiendo. Me gustan mucho las bandas de sonido compuestas por Danny Elfman ("Batman", "El Joven manos de tijera", "Dolores Claiborne", "Dragon Rojo") y Mark Snow ("Los Expedientes X", "Millennium"). Además, necesito estar sólo, en silencio y con mis libretas donde tomo notas.

¿Cuál fue el modus operandi para escribir tu nueva novela “Principio de intercambio”?
Empezó todo en un viaje que hice a Salta en las vacaciones de 2014. Me hospedé en un hotel muy hermoso y moderno que disparó la pregunta que casi siempre es la génesis de mis novelas: ¿Qué pasaría si mataran a alguien acá?

¿Por qué decidiste ponerle ese nombre?
Los títulos de todas mis novelas remiten a algo relacionado con la Criminalística, las ciencias forenses o la investigación. "Modus Operandi" hace referencia al modo de actuar del asesino, lo que repite, lo que necesita hacer como parte de su ritual. "Epicrisis" a la historia clínica, a lo que había hecho la medicina para salvar a ese paciente, tras ser alcanzado por el asesino. "Error de cálculo" habla de ese margen de equivocación que no puede existir en una investigación criminal. En el caso de "Principio de Intercambio" quise postular esa máxima primordial que existe en la Criminalística y que tiene mucho que ver con la trama de la novela: "La víctima se queda siempre con algo del asesino, y el asesino siempre se lleva algún rastro de la víctima". El asesinato produce ese intercambio, que deja pistas para los investigadores.

¿Cuál fue la imagen disparadora de éste nuevo caso en el que aparecen tres femicidios?
En los días que comenzaba con la escritura de esta nueva novela, ocurrió un caso que llamó poderosamente mi atención: Una chica de 22 años no había vuelto a su casa tras salir a una entrevista laboral. La misma, fue encontrada varios días después asesinada y su cadáver escondido dentro de una bolsa. Yo ya tenía en mente el asesinato en el hotel de Salta. Entonces, pensé: ¿Y si ambos asesinatos tuvieran algo en común? ¿A tantos kilómetros de distancia? Y ahí empezó todo.

Hace varios años te hice una nota en la que decías que tras empezar a leer a Patricia Cornwell te habían dado ganas de dedicarte a la escritura. ¿Qué cambio de aquel joven escritor al actual que ya tiene un recorrido importante dentro del ambiente literario?
Han pasado cinco años desde aquella primera nota que me hiciste (¡La primera nota de mi carrera como escritor!) y sí, tanto Santiago Soler, como yo hemos madurado. Me siento cada vez más cómodo escribiendo sobre él. Tengo la sensación de que ya tiene vida propia y que ya no estoy hablando de mí. Con los años y las novelas anteriores se ha creado un mundo que ya no es mío, es de Santiago y su equipo.

En tus novelas se destacan la mirada forense, la precisión y los detalles que vas dando en cada crimen. ¿Cuáles son tus referentes? 
Es interesante lo que remarcás, porque justamente es lo que los lectores destacan de mis novelas, quizás por no encontrarlo en otros policiales argentinos: La mirada del forense. Un personaje que en la literatura argentina era secundario y porqué no, inexistente hasta hace algunos años atrás. Por ello es que no existen muchos referentes en español, y que tenemos que buscarlos en autores anglosajones. Mi referente máximo en ese sub-género que es el Thriller forense sigue siendo la autora estadounidense, Patricia Cornwell. La reina del Crime fiction.

¿De qué te nutrís para desarrollar cada asesinato que describís en tus novelas?
Mi trabajo en la Morgue Judicial me provee de herramientas, conocimientos y vivencias que puedo volcar en mis novelas. Entender el lenguaje de las heridas, los golpes y las fracturas, por ejemplo, te permite recrear los últimos momentos de la víctima. A veces, puede ser algo terrible, pero te ayuda a comprender que puso fin a esa vida. Lo mismo hago con las víctimas de ficción. Es divertido, porque uno elige quien vive y quien muere, pero sin lastimar a nadie.

¿Tenes pensado escribir nuevos casos protagonizados por el criminalista Santiago Soler?
Mientras el público quiera seguir leyendo nuevos casos protagonizados por Santiago Soler, seguiré escribiendo sobre él. Tengo una novela (que no es policial, más bien, de enredos entre cuatro parejas que se disputan un departamento) que no me falta mucho para terminar, quizás le de un año sabático a Santiago y su equipo. Y en el futuro, no descarto la posibilidad de un Spin-off de la historia.

¿Qué novelas del género policial recomendarías?
Hay toda una nueva oleada de autores argentinos jóvenes (Y no tanto) que escriben muy buenos policiales. Siguiendo el estilo Thriller de mis novelas, están las de Alejandro Soifer, "Rituales de sangre" y "Rituales de lágrimas"(en la que se produce un Cross-over  muy interesante con "Principio de Intercambio") ó María Correa Luna y sus intrigas internacionales. Recomiendo las sagas de policiales de Alicia Plante, Mercedes Giuffré y Ezequiel Dellutri. No hay que olvidarse de autores como Matías Bragagnolo, Eduardo Goldman, Kike Ferrari, Juan Carrá, Mercedes Rosende, Lorenzo Silva, todos con estilos propios y únicos.

¿Con qué se van a encontrar los lectores en ésta cuarta entrega de la saga?
Se van a encontrar con un caso escalofriante, y con un Santiago Soler debilitado por la inseguridad que le provoca sentir que alguien de su mayor confianza y admiración parece estar implicado en algo terrible. Esta vez el mal parece respirarle en la cara...y la tragedia lo tocará de cerca.

¿Qué posibilidades hay de ver tus novelas en el cine?
A mí me encantaría. Muchos lectores me han dicho que les gustaría ver a Soler en la gran pantalla. Hace un tiempo conocí a Damián Szifrón y le regalé una de mis novelas. Será cuestión de cruzar los dedos y esperar lo mejor.

¿Qué proyecto tenes para este año?
Estoy empezando con la etapa de investigación de lo que será el quinto caso de Santiago y su equipo y cuando me desocupo, trato de entrar en el mundo de estas cuatro parejas que se disputan el tan ansiado departamento de un edificio a punto de inaugurarse...¿Que pasará con ambas historias? Todavía no lo sé. Habrá que esperar hasta 2017.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada