domingo, 28 de agosto de 2016

Juan José Burzi: “Para escribir lo mejor es dejar la moral en el cuarto de al lado”





Una nueva entrevista al escritor Juan José Burzi en la que habla de su trabajo como traductor en la Editorial Gárgola, de su libro de cuentos Sueños del hombre elefante y de las próximas publicaciones de la Editorial Zona Borde.



Además de escritor, traducís libros para una editorial. ¿Cómo te llegó la propuesta?
La propuesta la hice llegar por mi cuenta: necesitaba un ingreso extra y tenía algo de tiempo libre. Soy profesor de inglés, me gusta leer, a veces escribo, el resultado era que podía buscar algo por el lado de la traducción literaria.

¿Qué libros tradujiste?
Varios, entre ellos: El rey de amarillo, de Chambers; Carmilla, de Seridan Le Fanú; El hombre que fue jueves, de Cherteston; dos libros de cuentos del Padre Brown, también de Cherteston; varios de Lovecraft…

¿Con qué obstáculos te encontrás al momento de realizar una traducción?
Como las traducciones que me han dado son de clásicos, a veces existe una densidad medio impenetrable en la prosa. A veces me encuentro ante la cuestión de simplificar un poco esas oraciones entreveradas o respetarlas tal como el autor las concibió. Digamos que eso es lo que hace al estilo y a la época en que se escribieron.

¿A qué autores te gustaría traducir?
Me gustaría traducir algo nuevo de Cormac McCarthy, que no sé si seguirá escribiendo. Y a escritores franceses como Michón, Quignard… pero no sé francés.

¿Por qué le pusiste a uno de tus libros de cuentos Sueños del hombre elefante?
Me gustó la figura del Hombre Elefante como representación del freak, de lo erróneo, de lo que no debería ser. Y además jugué un poco con la idea de que cada relato de ese libro pudiera ser tomado como una especie de sueño de un freak. Me gustan los freaks, me atraen.

El cuento Intruso, uno de los más destacables del libro, está protagonizado por un ciego y es uno de tus relatos más sobrenaturales. ¿Cómo nació la historia?
No recuerdo bien cómo surge esa historia, un poco pensé en Borges quedándose ciego. Seguramente también hubo algún resabio de la lectura del Informe sobre ciegos, que me parece lo más destacable de Sábato. Recuerdo que una vez , cuando lo leí, alguien me dijo que Nabokov había escrito algo muy parecido, Risa en la oscuridad. En ese momento deseé desaparecer. Luego leí Risa en la oscuridad y no era tan parecido.

Tu cuento Las siamesas Benn fue adaptado a teatro. ¿Qué posibilidad hay de ver esa historia plasmada en un escenario?
Estoy buscando quien se haga cargo de dirigirla. Cuesta encontrar directores libres de compromisos teatrales.

Utilizando una frase tuya que aparece en el libro te pregunto: ¿Sentís atracción por lo erróneo, por las equivocaciones de la naturaleza?
Sí, digamos que sí, con una fuerte carga de curiosidad. No deja de ser como cuando uno miraba pelís con seres extraños los sábados a la noche por la tele, hace décadas, o cuando los leíamos en los cómics. Sólo que los freaks a los que nos referimos ahora (con los que elijo trabajar) son seres humanos con sentimientos y vidas desdichadas. O sea, siento atracción y un sentimiento encontrado al respecto: ¿les doy visibilidad en mis cuentos o me aprovecho de esas malformaciones físicas y/o psíquicas para contar algo? Creo que es lo segundo. Y ya lo sabemos: para escribir lo mejor es dejar la moral en el cuarto de al lado.

Van a traducirte en Francia, ¿qué podes contar de eso?
Se traducirá el libro Sueños del hombre elefante, y no lo puedo creer aún. Fue un contacto casual, que se dio por un cuento infantil que cedí para que sea colgado en la web hace más de diez años, y todo se fue dando tan fácilmente, que hasta que no esté en Noviembre con el libro en la mano me cuesta hablar del tema. Imaginate que cuando a veces miro atrás y veo que publiqué cinco o seis libros (sin contar antologías), me parece una exageración. Estar traducido al francés es demasiado por lo poco que hice: no tengo agente, no rosqueo ni chupo medias, no salgo a apoyar movidas por conveniencia ni me sumo a las boludeces de turno, me mantengo bastante aparte del ambiente y de la gente con influencia… casi que me autoboicoteo a veces. Y sale esto.

Por último, ¿cuáles son los próximos libros que van a publicar con la Editorial Zona Borde?
Acabamos de publicar un libro de cuentos de terror, La mayor astucia del demonio, de Marcelo di Marco. Ese libro dará que hablar, di Marco es un especialista en el género. Luego publicaremos Los otros hijos, también de cuentos y también bastante escabrosos, de Roberto Montaña. Y cerramos el año con una antología personal de Laura Yasan, Palabras no Yasan es la única poeta que publicamos en Zona Borde, nos honra contar con ella y enaltece aún más nuestro catálogo.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada